¿Es legal que nos obliguen a contratar otros productos financieros al firmar una hipoteca?

02 febrero 2017

Como veremos a continuación esta práctica ha sido común en los últimos años, a la hora de conceder préstamos para la adquisición de una vivienda. Pero, que haya sido común, no significa que sea legal.

 Descubre por qué y en qué casos debes reclamar si te viste obligado a adquirir otros productos financieros al firmar tu préstamo para comprar una casa

LEER MÁS

Crosseling

Este término se utiliza en el ámbito del marketing para hacer referencia al concepto de venta cruzada

Se trata de forzar la venta de productos adyacentes, generando una nueva necesidad a un cliente que ya haya contratado un artículo. Algo que es totalmente lícito, y que de hecho se utiliza en multitud de ámbitos empresariales, se convierte en ilegal si lo que hago es obligar a la adquisición de dicho producto adyacente

Expliquémoslo entrando al detalle de un caso real de un hipotecado. Durante años, ha sido común que los bancos trataran de asociar otros productos, como por ejemplo seguros o similares, a la contratación de una hipoteca. Dicho de otro modo, si querías que el banco te la concediera, tenías que pasar por el aro y contratar de forma obligatoria otra serie de servicios financieros con ellos. Sin más explicación. Simplemente porque sí.

En muchos casos, los bancos no actuaron con transparencia. Se dieron situaciones en donde el cliente no comprendía por qué se ligaban otros productos a la hipoteca. Pero así procedían las instituciones bancarias. Exigiendo la contratación de un segundo servicio financiero, si querías la concesión del primero. Cuestión que, por Ley, el notario debe advertir en el momento de la lectura de la hipoteca. Esta figura tiene la obligación, incluso, de delimitar y avisar de dicha improcedencia, pues así viene descrito en la Ley Hipotecaria.

Ojo porque muchos bancos, posteriormente, han intentado ligar la venta de productos adyacentes a cambio de una bajada en los tipos de interés. Cuestión que tampoco está permitida. Entre otras cosas, porque esta oferta está planteada en favor de los ingresos del banco. Es decir, aunque te estén bajando el coste de tu hipoteca, el producto final se encarece, pues incluyen una partida presupuestaria que, en muchos casos, ni siquiera tienes interés en contratar (un seguro de vida, un producto de ahorro, etc.)

Por lo tanto, revisa tu contrato hipotecario. Haz memoria para desgranar si, en su momento, te forzaron a la contratación de otro tipo de productos financieros, a cambio de la consecución del contrato hipotecario. O de mejores condiciones en los tipos de interés.

Si cualquiera de las situaciones se produjo, puedes recuperar tu dinero.  

¿Te ha resultado interesante? ¡Comparte!